Alberto Fernández y Áxel Kicillof lanzan el plan de seguridad para el Conurbano

  • Viernes, 04 de Septiembre de 2020 | País

El presidente, Alberto Fernández, y el gobernador, Áxel Kicillof, lanzarán hoy el plan de Seguridad para el Conurbano, que prevé incorporar 2.000 patrulleros, 10.000 agentes a la Policía Bonaerense y sumar 4.000 gendarmes para reforzar la vigilancia en la zona más caliente del delito en la Provincia

El anuncio será compartido por el Presidente y el Gobernador, desde la quinta de Olivos, con los 24 intendentes del Conurbano: 21 de ellos estarán en ese lugar y los de Merlo, Gustavo Menéndez; San Isidro, Gustavo Posse, y Quilmes, Mayra Mendoza, lo harán desde sus distritos.  

El llamado Programa de Fortalecimiento de la Seguridad supone una inversión de unos 10.000 millones de pesos, que serán aportados por el gobierno nacional, y fue definido por Kicillof con Fernández, en una serie de reuniones en las que participaron los intendentes, el presidente de Diputados, Sergio Massa, y el diputado Máximo Kirchner.

Una de las claves es la incorporación, en un plazo de un año y medio, de 10.000 nuevos agentes a la Bonaerense, que de ese modo pasará a contar con 102.000 efectivos, lo que da una ratio de 900 para 100.000 habitantes, de las más altas del mundo. 

También se anunció el Operativo Centinela II, que sumará 4.000 gendarmes al patrullaje, que se suman a los 6.000 que ya hay.

En materia de operatividad se buscará afinar la coordinación entre el nivel federal y el provincial, dijeron las fuentes. Es una formad de aludir a las relaciones entre la ministra Sabina Frederic, y su par bonaerense, Sergio Berni, sobre todo en materia de despliegue y control de las fuerzas federales, que ahora verán aumentada su dotación.

En ese plano, quedó claro que no hay consenso para avanzar con la idea de crear una agencia metropolitana de coordinación, una idea que había lanzado un sector del massismo, que buscaba refrendarla por ley. Más allá de que ese proyecto se presente o no, no parece haber voluntad política para plasmar ese esquema en la práctica.

El anunció prevé también la refacción de unas 100 comisarías y  la construcción de nuevos centros penitenciarios y refugios seguros para víctimas de violencia de género. También se harán 3.000 paradas de colectivo seguras, con cámaras de seguridad y botón anti pánico. Además, se adquirirá equipamiento para comunicaciones y se comprarán 2.000 nuevos patrulleros.

El momento

La decisión de lanzar el plan –en rigor una iniciativa bastante parecida a la que Berni tenía previsto anunciar el 25 de marzo y debió posponer por la Pandemia–, se da en medio de un aumento de los casos de inseguridad, que se aproximan a los niveles prepandemia, a medida que se flexibiliza la cuarentena y amenazan con superarlo.

En ese marco, según datos del Ministerio de Seguridad bonaerense, en julio se registró apenas un 17 por ciento menos de delitos en relación al mismo mes de 2019. Si bien es una baja, se trata de un fuerte incremento si se contempla que se dio en un contexto de circulación limitada.

Hace unas semanas, Fernández dijo: 'Que los que delinquen sepan que nos pusimos de pie para pararlos'.