'Hace años se habló de soberanía energética y las cosas no salieron bien'

  • Miercoles, 10 de Junio de 2020 | País

El exministro de Economía, Roberto Lavagna, utilizó su cuenta de Twitter para plantear sus dudas respecto de las consecuencias que tendrá la decisión del Gobierno de intervenir la empresa agroexportadora Vicentín, que se encuentra en concurso de acreedores con una deuda que ronda los 1.350 millones de dólares.

'Hace algunos años se habló de soberanía energética y las cosas no salieron bien: baja inversión, necesidad de importar, caída de reservas y, finalmente, estancamiento económico-social. Ayer (lunes) se habló de soberanía alimentaria. Esperemos que se haya aprendido la lección: no bastan el Estado y los amigos del poder para que las cosas salgan bien. Esperemos, pero haciéndonos oír y actuando', enfatizó Lavagna por las redes. 

El exministro se refería a la estatización de YPF, empresa que ahora se hará cargo de Vicentín a través de su división Agro. 'Claramente marca una posición en contra del estatismo y a favor del sector privado', dijo una fuente cercana al economista.

El también excandidato a presidente mantiene con frecuencia reuniones con el jefe del Estado, Alberto Fernández, que durante largos meses, en plena campaña, intentó que desistiera de su candidatura y aceptara ser su ministro de Economía. Lavagna es una persona de consulta permanente del mandatario, incluso, estuvieron reunidos la semana pasada, antes de que Fernández recibiera a los dueños de las principales empresas del país.