'No necesito dinero prestado, ni del Fondo ni de nadie'

  • Lunes, 18 de Noviembre de 2019 | País

"No hay ninguna posibilidad de pagar si la Argentina no puede pagar. Si en la Argentina del final de (Mauricio) Macri sólo se pueden comprar en ventanilla 100 dólares al mes está diciendo que no hay más dólares", explicó Fernández, en el marco de una entrevista con Radio 10.

En este sentido, agregó: "La Argentina no imprime dólares, imprime pesos y los dólares necesita conseguirlos exportando. Todavía, Argentina está lejos de alcanzar los términos de exportación que necesita para recuperar sus reservas".

El presidente electo aseguró que "se está avanzando mucho". 

"Tampoco hay que salir corriendo porque es una negociación, y cuando negociás trazás una estrategia para buscar las mejores oportunidades para hacer las cosas. Es una negociación compleja", sostuvo.

En este marco, aseguró: "No necesito dinero prestado, ni del Fondo ni de nadie, necesito crecer", y aclaró: "No nos exijan pagar a costa de los que menos tienen" porque "el ajuste ya no hay dónde hacerlo".    

Fernández señaló que las negociaciones de la deuda están "avanzando más rápido que lo que los medios creen". 

"No quiere decir que lo tenemos resuelto, pero estoy tranquilo como para encarar el proceso de negociación y encarar un proceso que le sirva a la Argentina", indicó.

Legalización del aborto

En otro orden, Alberto Fernández sostuvo que intentará "que salga cuanto antes" la legalización del aborto y anticipó que mandará al Congreso un proyecto de ley.

"Yo soy un activista de ponerle fin a la penalización del aborto. Va a haber un proyecto de ley mandado por el presidente", sostuvo Fernández, entrevistado por el diario Página 12.

El peronista señaló que la iniciativa será elevada "tan pronto lleguemos" y pidió "encarar el tema de otro modo".

"Debemos respetar tanto a la mujer que siente que es un derecho sobre su cuerpo como a la mujer que siente que Dios no le permite hacerlo", señaló sobre su posición.

"Quisiera que el debate no sea una disputa entre progresistas y conservadores, entre revolucionarios y retrógrados, es un problema de la salud pública que debemos resolver y que hay que asumirlo así. No podemos seguir condenando a mujeres", amplió Fernández.