Argentina propuso una fuerte quita y un período de gracia de tres años

  • Viernes, 17 de Abril de 2020 | País

Argentina presentará a los acreedores externos una oferta de reestructuración de deuda que contempla una fuerte quita del 62 por ciento de intereses y del 5  de capital y un período de gracia de tres años.

La oferta fue oficializada por el presidente Alberto Fernández en una reunión en el que se mostró acompañado por la vicepresidente, Cristina Fernández, y una decena de gobernadores que llegaron a la Quinta de Olivos.

'No estamos firmando cheques en blanco ni compromisos que no podamos cumplir', indicó el Presidente, y agregó: 'Nos propusimos que el pago de la deuda no suponga más postergación para argentinos que la están pasando mal y que son nuestra prioridad'.

'Nos propusimos hacer lo mismo que hicimos con Néstor (Kirchner) en 2003, cuando nos hicimos cargo del Gobierno y también heredamos una situación, en aquel momento era de default explícito y este es una suerte de default virtual. Quisimos que todos entendieran que por delante tenemos un compromiso común para salir de esta situación', manifestó.

Guzmán explicó que los términos de la oferta del canje de la deuda contemplan un período de gracia de tres años y una quita en términos de pago de capital de 3.600 millones de dólares –5,4 por ciento del total–, con una reducción de intereses del orden del 62 por ciento, unos 37.900 millones.

Sobre el plazo de gracia, indicó que 'no se pagaría nada en 2020, 2021 y 2022, se pagaría un cupón promedio de 0,5 por ciento en 2023 y esas tasas irían creciendo hasta niveles que son sostenibles'. Además, precisó que 'el interés promedio que pagaría la Argentina es de 2,33 por ciento'.

En su presentación, Guzmán reiteró que la deuda es 'insostenible' y que la Argentina 'no puede pagar nada'. 

'Hoy no podemos pagar la deuda, tenemos la voluntad de hacerlo, pero no tenemos la capacidad', sostuvo el ministro.

Además, agregó que 'el Fondo coincide en que tiene que haber una fuerte reducción en la carga de la deuda', y aseguró que el país cuenta con el apoyo del G7 y el G20. El ministro anticipó que a partir del lanzamiento formal de la oferta ante los acreedores externos, que será mañana, habrá aproximadamente 20 días de plazo para que los bonistas puedan decidir si aceptan la propuesta argentina.

Guzmán señaló además que 'querer forzar pagos de deuda insostenible significaría condenar a millones más a la pobreza, al desempleo, a la pérdida de oportunidades y sueños'.

Advertencia

Por su parte, Fernández, advirtió que el diseño de la propuesta fue que 'el pago de la deuda no suponga más postergación para la Argentina y que asumir obligaciones con el mundo financiero no suponga más postergaciones para argentinos que la están pasando mal y que son nuestra prioridad como Gobierno'.

'No estamos firmando cheques en blanco ni compromisos que no podamos cumplir', indicó el Presidente, y agregó: 'Nos propusimos ser serios. Eso era no aprovechar ni siquiera la coyuntura del coronavirus para dilatar la solución de este problema. Sabemos que tenemos un problema que resolver y que la economía del mundo se ha dado vuelta, y con la misma buena fe la seguimos llevando adelante y proponiendo una solución'.

El miércoles, Martín Guzmán presentó ante la SEC (Comisión de Valores de los Estados Unidos) un aviso para emitir bonos por hasta 50.500 millones de dólares, un paso previo para la negociación de la deuda, ya que un posible acuerdo requeriría una nueva emisión de deuda.