Campana: tras seguir a empleados, el intendente descubrió robo de combustible

  • Sabado, 08 de Septiembre de 2018 | Provinciales

El intendente de Campana, Sebastián Abella (Cambiemos), descubrió y denunció una red de empleados municipales que vendía a empresarios combustible comprado a nombre de la Comuna y realizaba para ellos trabajos con equipos del Estado.
El hecho fue investigado por el propio intendente, que denunció ante la Justicia a al menos cinco empleados municipales y varios empresarios, a quienes imputa beneficiarse con la compra-venta de combustible del Municipio y el aprovechamiento de maquinaria estatal para la realización de emprendimientos privados.
Todo comenzó cuando Abella, al detectar un aumento significativo en el consumo de gasoil que utilizan los camiones municipales, fue de incógnito hacia una estación y siguió a los vehículos. En ese momento, descubrió que uno de ellos se desvió del camino e ingresó al predio de una empresa privada, donde depositó lo que había cargado minutos antes en varios bidones.
Al descubrir la maniobra, el jefe comunal llamó a la Policía, que secuestró el combustible y tomó testimonio a los dueños del lugar que ratificaron que habitualmente les compraban a los mismos empleados municipales.
Tras esto, el intendente se dirigió hacia otro predio, donde los GPS de los camiones municipales marcaban varias visitas, pese a no pertenecer al circuito habitual de los vehículos. Allí, los dueños también reconocieron la maniobra ilegal, pero denunciaron además que en otro terreno cercano varios empleados públicos realizaban trabajos para una empresa.
El secretario de Medios del Municipio, Martín Seguín, indicó que "el hijo de uno de los dueños termina confesando que máquinas y empleados municipales habían estado trabajando allí para hacer un movimiento de suelo en un predio de tres hectáreas. Y por lo menos una de las motoniveladoras estaba trabajando en el lugar durante varios días".
El funcionario explicó que hay al menos cinco empleados municipales involucrados, aunque se cree que podría haber más. Además, sostuvo que el maquinista de la motoniveladora ya fue identificado y precisó que la denuncia también involucra a los empresarios, a dos de los cuales además se le clausuró el predio por no estar registrado.
"Se defraudó al municipio en miles de pesos, que fue a parar a manos de empleados y de los empresarios", señaló Seguín, quien precisó que "el intendente tenía claro que había robo de combustible, porque el consumo había aumentado y no se respondía con el uso de los camiones. Los vehículos tienen GPS y esos datos arrojaban que no se podía gastar esa cantidad".