Confirman la quinta suba de los combustibles en lo que va del año

  • Martes, 16 de Febrero de 2021 | País

Los precios de las naftas y del gasoil subieron alrededor de 1,2 por ciento en distintos puntos del país durante el último fin de semana, según lo confirmó ayer el gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina, Guillermo Lego.

'La nafta aún no aumentó en todos lados; por ejemplo, todavía no en Capital Federal y Gran Buenos Aires. Sí, en el interior', señaló el dirigente.

Según Lego, 'van cinco aumentos en un año y hay subas programadas hasta mayo. De aquí a ese mes, los combustibles subirán del 5 a 6 por ciento'. Con el incremento del fin de semana, ya son dos los ajustes que se aplicaron sólo en lo que va de febrero.

Así, la nafta súper pasó de 79 a 81 pesos en las estaciones de YPF y se espera que en las próximas horas el resto de petroleras se hagan eco de este reacomodamiento de precios.

En declaraciones a El Destape Radio, Lego indicó: 'El punto fundamental es que hace rato que las empresas dicen que tienen que recomponer sus costos. Aumentó el barril y ahí las petroleras aumentan'. Luego remarcó que 'hay aumentos programados de la nafta hasta mayo' y no dudó en asegurar que el litro superará los 100 pesos a lo largo del año.

Desde mediados de agosto, cuando se autorizó el primer ajuste de esta gestión, los combustibles ya subieron más del 36 por ciento promedio. En este contexto, luego de una seguidilla de ajustes en los valores de la nafta, el Gobierno postergó hasta el 12 de marzo próximo la suba en el impuesto a los combustibles. De esta manera, se detuvo por diez días otro incremento de hasta 5,2 por ciento en las naftas y el gasoil que debía regir desde el 1 de marzo. 

El decreto indicó que 'el incremento en los montos de impuesto correspondiente al cuarto trimestre de 2020, surtirá efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, desde el 12 de marzo de 2021'. 

Según la resolución publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno atribuyó la postergación a 'las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de los precios'.