Creen que Schiaretti puede ser funcional para que Cristina Fernández gane en la primera vuelta

  • Martes, 14 de Mayo de 2019 | País

El aplastante triunfo de Juan Schiaretti en Córdoba ya divide las aguas adentro del kirchnerismo. Mientras algunos le piden un gesto a la expresidente para sumarlo a su armado, la mayoría empieza a analizar que conviene dejar que crezca un tercer espacio.

La victoria de Schiaretti ya expone un debate puertas adentro del Instituto Patria, donde coinciden en que Sergio Massa está cerca de llegar a un acuerdo con Cristina Fernández, mientras que ven imposible cerrar un espacio de unidad con Roberto Lavagna.

La figura del cordobés, en cambio, abre más interrogantes. Si bien todos repiten un mensaje de amplitud y de la necesidad de "sumar" otros espacios, algunos dirigentes cercanos a la expresidente plantean que sería funcional dejar crecer a aquel peronismo del medio, convencidos de que ese espacio le saca más votos a Cambiemos que a Cristina.

"Si el espacio de Schiaretti y Lavagna rompe el techo de los 15 puntos, eso termina beneficiando a Cristina porque lo que suman es casi todo voto de Macri", analizan en el Patria, donde incluso deslizan que, en un escenario así, la expresidente podría ganar en la primera vuelta en caso de superar los 40 puntos y que Macri quede 10 puntos abajo. 

En el kirchnerismo se atajan en que siguen pensando que hay que armar "un frente lo más amplio posible", pero admiten: "Sabemos que hay gente que no quiere saber nada con nosotros, como Urtubey o Lavagna. Entonces algunos creemos que sería mejor que ese espacio pueda crecer también, porque hoy en día no miden, pero la figura de Schiaretti les puede aportar". 

Mientras tanto, hay quienes ya salieron a tentar a Schiaretti para que se sume a la "unidad", entre ellos Felipe Solá, que le pidió a Cristina que lo llame para acordar. 

La declaración de Solá es sugestiva porque a diferencia de lo que sostienen la mayoría de los dirigentes kirchneristas –que invitan a sumarse a la unidad alrededor de Cristina, convencidos de que eso no ocurrirá–, él le pide a la expresidente que sea la que convoque al cordobés. 

El intento de acercamiento entre el kirchnerismo y el peronismo cordobés se motoriza a través de Fernando "Chino" Navarro, que felicitó a Schiaretti a través de su esposa Alejandra Vigo. También hay un puente abierto a través de Natalia de la Sota y Gabriela Estévez, que son amigas, mientras Alberto Fernández abrió el diálogo con Carlos Caserio.   

Cristina eligió no pronunciarse sobre el triunfo de Schiaretti, con quien tiene una mala relación histórica. Sin embargo, este año le hizo un guiño al retirar la lista kirchnerista y despejarle el camino para el triunfo aplastante que consiguió el domingo.