Crisis del petróleo y coronavirus golpean fuerte a Argentina

  • Martes, 10 de Marzo de 2020 | País

El lunes negro que sufrieron los mercados mundiales a raíz de la crisis del petróleo y el avance del coronavirus. pegó de lleno a la Argentina, que ayer registró el máximo valor del riesgo país de 2005, ante el temor de una caída en default como consecuencia del tembladeral internacional y la crisis de la deuda externa.

El índice creado por el banco JP Morgan y que determina el valor de la tasa que debe afrontar un país para emitir deuda –sobre la tasa impuesta por la Reserva Federal de Estados Unidos– subió 400 puntos en un día y superó esta tarde los 2.800 puntos básicos, el mayor valor registrado desde 2005, cuando el país comenzaba a salir del default. A la vez, la bolsa porteña sufrió una dura caída en un contexto internacional complicado.

En este escenario de turbulencia, el dólar operaba sin demasiados sobresaltos, con una levísima suba respecto del viernes. En efecto, la divisa cerró a 64,71 pesos luego de comenzar el día con una baja. Esto implica una suba de apenas un centavo con respecto al viernes. Así, el dólar solidario –que incluye el impuesto País del 30 por ciento sobre los viajes y compras en el exterior– se vendía a 84,12 pesos.

Por su parte, el dólar mayorista avanza apenas 5o centavos a 62,53 pesos, contenido con fuertes ventas del Banco Central, que antes del cierre había puesto en el mercado más de 100 millones de dólares, previendo una jornada agitada.

En tanto, el dólar blue aumentó 50 centavos, a 79 pesos, mientras que el Contado con Liqui (CCL) subió  1,73 pesos y cotizó a 84,95, lo que hizo que superara, por primera vez en mucho tiempo, el valor del solidario. El dólar bolsa, en tanto, se incrementó 2,73 pesosy se vende a 83,34.

Crisis mundial

Las razones del lunes negro argentino están directamente relacionadas con el contexto internacional, a raíz de los temores generados en los mercados por el avance del coronavirus –que supone una fuerte contracción de la economía– y por la guerra petrolera que se desató el domingo entre Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos.

La fractura en la alianza OPEP y una guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, que comenzó a gestarse el viernes, derrumbó el precio del crudo –que cayó 30 por ciento, un nivel que no se registraba desde la Guerra del Golfo– y arrastró consigo las bolsas de Asia, efecto que luego se contagió en Europa y Estados Unidos.

Los mercados ya habían sufrido una profunda caída en las últimas semanas debido a la epidemia del nuevo coronavirus, que ya provocó una desaceleración en el crecimiento global.

El primer impacto había sido un freno parcial a la producción industrial en China debido a la implementación de estrictas cuarentenas. Pero analistas, bancos de inversión e inversores comenzaron a ponderar luego un golpe mucho mayor a la economía global a medida que los consumidores y las empresas empezaron a reducir sus gastos por la epidemia.