Dirigentes del oficialismo y la oposición anunciaron recortes de sueldos

  • Miercoles, 01 de Abril de 2020 | País

La primera acción de la campaña para la baja de los salarios la dieron los diputados nacionales de Juntos por el Cambio, que en una carta que dirigieron al presidente de la República, Alberto Fernández, le pidieron un 30 por ciento de poda para todos los poderes del Estado.

El presidente de ese interbloque, Mario Negri, mostró en las redes sociales la misiva, en la que se argumenta que 'las circunstancias excepcionales por las que atraviesa el país y el mundo requieren de las instituciones y actores políticos una mayor disposición a explorar alternativas'.

Horas después se hizo sentir en varios barrios un reclamo para que se bajen sueldo de funcionarios de los tres poderes del Estado, como parte de un esfuerzo de la 'política' para ayudar a generar recursos para afrontar las consecuencias económicas del aislamiento social establecido como medida central para frenar la expansión de la epidemia de coronavirus.

En ese marco, hubo convocatorias en las redes sociales bajo hashtags como #BajenseLosSueldos, que aparecieron articulados por las cuentas @impulsar_arg y por @mejorar_arg, ligadas a la juventud de Pro y a fundaciones integradas por funcionarios de ese sector político como el exministro Darío Lopérfido,

Economistas ligados a posiciones liberales u ortodoxas, además, salieron a reforzar el pedido con anuncios catastrofistas. Uno de ellos, Roberto Cachanovsky, dijo que si se contrajesen los sueldos públicos un 50 por ciento se liberarían 6.000 millones de dólares para el fisco, que se destinarían a la lucha contra el virus. Daniel Artana, advirtió que si no se bajan los salarios 'volverán las cuasimonedas y esto será un desastre', Javier Milei directamente dio por hecho el colapso: pronosticó default combinado con hiperinflación.

Al mismo tiempo, algunos dirigentes y funcionarios avanzaron con iniciativas concretase. El intendente de Junín, Pablo Petrecca, de Pro, anunció que él, su gabinete y los legisladores provinciales de su distrito, tanto del oficialismo como de la oposición, donaron parte de su sueldo. Se sumaron el senador Juan Fiorini y los diputados Laura Ricchini y Valeria Arata, de Juntos por el Cambio y el senador del Frente de Todos Gustavo Traverso.

Ayer a la mañana se sumó el presidente de la cámara de Diputados, Sergio Massa, que anunció una rebaja del 40 por ciento en las dietas de los legisladores de ese cuerpo que se implementaría durante los próximos cinco meses y generaría un ahorro de 200 millones de pesos, con los que propuso constituir un fondo para ayudar a instituciones de la salud. La oposición recibió con sorpresa la decisión del presidente del cuerpo. 'No fuimos consultados', indicaron fuentes del interbloque Juntos por el Cambio.

 

Deberían ser los tres poderes

 'Nosotros estamos de acuerdo con que la dirigencia política debe ceder parte de sus sueldos, como lo hace el sector privado, para atender la crisis del coronavirus. Pero ese gesto debería comprender a los tres poderes del Estado , como hizo el presidente de Uruguay (Luis Lacalle Pou). Esta fue la propuesta que le elevamos por carta anoche al presidente Alberto Fernández', indicaron en el principal bloque opositor.

Además, ya hay cuatro gobernadores que anunciaron que donarán sus sueldos. Se trata del salteño Gustavo Sáenz, el jujeño Gerardo Morales, el riojano Ricardo Quintela, y el misionero Oscar Herrera Ahuad junto a su vice y el presidente de la Legislatura de esa provincia, Carlos Rovira. Tres informaron que no cobrarán sus salarios de este mes.