El gabinete bonaerense analizó una serie de medidas sociales para frenar precios de alimentos

  • Jueves, 06 de Septiembre de 2018 | Provinciales

El gobierno bonaerense analizó ayer la marcha de una serie de medidas "sociales" destinadas a contener el precio de los alimentos "en las góndolas", a través de descuentos financiados por el Banco Provincia y para sostener a las empresas pymes mediante créditos blandos.
La novedad fue anunciada por el vicegobernador, Daniel Salvador, al cabo de una reunión de Gabinete, una modalidad de comunicación inusual en el oficialismo, que se da luego de las tensiones entre sectores del radicalismo –la fuerza a la que pertenece– y la administración de Mauricio Macri durante el fin de semana.
Salvador dijo que el equipo de gobierno se enfocó en los "acuerdos con supermercados para tener productos generados por empresas bonaerenses, con precios más accesibles en las góndolas", aunque no dio más detalles, y añadió que el titular del Banco Provincia, Juan Curutchet, informó sobre el  esquema de "descuentos en la compra de alimentos".
Se refería a los llamados miércoles de descuentos que consisten en rebajas de hasta 1.500 pesos por persona y por mes, en compras de supermercados, una medida que comenzó a aplicarse el año pasado durante la campaña electoral y fue repetida en 2018, a medida que fue escalando la inflación, que la  devaluación terminó por disparar.
El Vicegobernador indicó que también se enfocaron en los "créditos blandos para favorecer a la producción, en especial de las pymes, para hacer frente a una situación difícil" que del mismo modo serán financiados por el Banco Provincia, aunque tampoco en este caso especificó que tasa tendrán, entre otros detalles.
"La Provincia, desde un primer momento, está muy cerca y muy atenta a todas estas situaciones. Desde que iniciamos la gestión estamos muy cerca de todas las realidades sociales", advirtió el Vicegobernador, en línea con el discurso de Vidal, que viene enfatizando hace semanas su preocupación por el impacto social del ajuste.
El viernes pasado, había anunciado el redireccionamiento de partidas por 1.000 millones de pesos para sumar esos fondos a iniciativas de contención  social, algo que se llevará a cabo en dos tandas de 500 millones cada una.