El precio de alimentos subió 7,5 % durante mayo

  • Jueves, 21 de Junio de 2018 | Provinciales

Un estudio del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) determinó que durante el mes de mayo el precio de los alimentos aumentó un 7,5  por ciento en el conurbano bonaerense, impactado por la depreciación de peso frente al dólar y las subas estacionales.
El CEPA destacó que el incremento de mayo es sustancialmente superior al de abril, cuando la misma medición había registrado una suba del 1,85 por ciento. La serie, según el organismo, es la siguiente: 2,1 en enero, 1,63 en febrero, 1,01 por ciento en marzo de 2018.
Con esos datos, CEPA concluye que en el último semestre se había producido "una cierta desaceleración" en el ritmo de los aumentos, lo que fue interrumpido por la suba de mayo. La explicación para esos expertos es el impacto del salto cambiario.
Los aumentos más notables se dieron harina de trigo (19,07 por ciento), huevos (21,09), aceite (10,94), pan (20,4) y fideos (14,99), todos productos de consumo de las clases populares. CEPA precisó que de las 37 variedades relevadas 29 aumentaron y ocho redujeron su precio.
El otro impacto importante que detectó el estudio es el de las subas de productos estacionalizados como la lechuga criolla (53,02 por ciento), cebolla común (26,13), manzana roja (11,17), tomate redondo común (6,24), papa negra común (1,05) y la naranja (0,52).
"No obstante, si sacamos dichos productos del índice, el aumento es de un 3,6 por ciento, dando cuenta de un repunte importante de la inflación en mayo", indicó el CEPA.
La medición fue realizada por el Programa Interinstituto sobre Empleo, Trabajo y Producción de la Universidad Nacional de General Sarmiento, el CEPA y la CTEP de San Miguel, que realizaron los relevamientos de precios. La metodología utilizada fue desarrollada por CEPA.
Para llevar adelante el relevamiento, se dividió el partido de San Miguel en cuatro zonas y en cada una relevaron dos supermercados pequeños, dos verdulerías, dos carnicerías y dos panaderías. Además, se seleccionaron cuatro supermercados grandes del distrito.
Luego, extrapolaron los datos al resto del Conurbano.