Espert reconoce que las listas en la provincia de Buenos Aires están en problemas

  • Miercoles, 03 de Julio de 2019 | País

El precandidato presidencial por el partido Unite, José Luis Espert, dijo ayer que "a nivel nacional" su candidatura "está a salvo", aunque reconoció que en la provincia de Buenos Aires tienen un problema que pone dudas sobre la posibilidad de competir en las PASO de agosto.

"Mi candidatura está a salvo, legalmente el frente Despertar no está en competencia, así que estoy por el partido Unite, es la segunda versión de mi candidatura", ironizó Espert. No obstante, explicó que "como coletazo de la salida de Alberto Asseff a los brazos del Gobierno, quedó un problema en la provincia de Buenos Aires, donde estamos midiendo muy bien".

A falta de seis semanas para las primarias, la Justicia Electoral bonaerense aún no se ha expedido sobre la validez de la lista entera de candidatos que acompañarían al economista en la provincia y, desde su espacio, temen tener que apelar a instancias superiores para que puedan competir, lo que se complicaría por los plazos.

"A la impugnación de las listas provinciales se le suma el intento de bajar a nuestros candidatos a diputados nacionales. Según las encuestas, nuestro candidato (a gobernador), Guillermo Castello, está entre el tercero y cuarto lugar. Anímense a discutir ideas", lanzó molesto Espert, quien destacó que no sabe si su "principal caudal de votos viene de desencantados de (el presidente Mauricio) Macri".

El problema radica en que la Junta Electoral de Unir -partido que sustentaba las candidaturas en ese distrito- nunca se conformó y, por lo tanto, jamás llegó a avalarla lista de candidatos, requisito que establece la ley electoral. De este modo, corren riesgo de no poder competir en las primarias todos sus candidatos en la provincia, más allá que el economista logró el aval del frente Unite, por el que Amalia Granata llegó a la Legislatura santafesina.

En caso de que la Justicia falle en forma adversa, la opción de la fuerza de Espert es apelar a la Cámara Nacional Electoral para dar vuelta el resultado. Sin embargo, desde su espacio reconocen que el futuro es complicado.