Fernández recibió a Rodríguez Larreta

  • Martes, 11 de Agosto de 2020 | País

El presidente Alberto Fernández recibió ayer al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para evaluar la situación epidemiológica de la ciudad de Buenos Aires y comenzar a delinear cómo será la cuarentena a partir de la semana próxima.

El encuentro, que tuvo como escenario la Residencia Presidencial de Olivos, fue precedido por una escalada en la tensión entre ambas administraciones, a raíz de los deseos de Rodríguez Larreta de avanzar con una mayor apertura en la CABA. 

Concretamente, los tironeos se concentraron en la ocupación de camas, luego de que el Presidente señaló, durante la última conferencia para anunciar la continuidad de la cuarentena, que la Capital Federal derivaba pacientes del PAMI hacia la Provincia. 

En concreto, el gobierno porteño busca avanzar en la segunda etapa de su 'plan integral y gradual de puesta en marcha de la Ciudad', que contempla una mayor apertura de espacios recreativos. Según trascendió, podría incluir autorizaciones para que las personas puedan visitar plazas y parques; la apertura de mesas en bares, pero en la vereda y sin atención del mozo, y la posibilidad de practicar deportes individuales. 

Según trascendió, Rodríguez Larreta puso al tanto a Fernández de su plan, y ahora el Presidente esperará la opinión del comité de expertos tras analizar los casos de esta semana, sobre todo los de lunes y martes, que por lo general acumulan más contagios por demoras en la carga producidas los fines de semana.

En tanto, se espera que el jueves  el gobernador Áxel Kicillof se sume al encuentro, para terminar de definir cómo sigue la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). 

En el Gobierno bonaerense ven con alarma los intentos de apertura porteños, y sus funcionarios –sobre todo el ministro de Salud Daniel Gollán y su vice, Nicolás Kreplak– son cada vez más enfáticos sobre la situación crítica de las camas de terapia intensiva, por lo que aconsejan más bien un 'retroceso' en la cuarentena. 

De todos modos, por ahora prima la intención de 'no innovar' y, como con el anuncio realizado el 31 de julio, mantener el mismo grado de apertura que existe hoy.