Kulfas: 'Primero viene la estabilización de la economía, después el desarrollo'

  • Lunes, 06 de Enero de 2020 | País

"Primero viene la estabilización macroeconómica, la recuperación centrada en los sectores de menores ingresos y el desahogo financiero a las pymes. Luego, el plan de desarrollo productivo, industrial y energético con una mirada que priorice la salida exportadora", aseguró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. "Hay que ser muy prudentes, es una economía a lo Mostaza Merlo, paso a paso", remarcó.

"Vemos una crisis macroeconómica muy delicada y estamos haciendo todos los esfuerzos para salir adelante. En los últimos dos años se retrocedió mucho y en algunos sectores de la industria, la caída es muy profunda. La situación fiscal es complicada por la falta de financiamiento, con la obligación de renegociar los vencimientos. En este escenario, la prioridad absoluta es la estabilización. Más que andar haciendo proyecciones, hay que ser muy prudentes. Es una economía a lo Mostaza Merlo, paso a paso", aseguró Kulfas en una entrevista con Página/12.

El ministro afirmó: "Aspiramos a tener un año mucho mejor que 2019, en el sentido de detener la caída. En estas pocas semanas de gestión creo que la situación fiscal y monetaria tienen un horizonte mucho más claro, hemos planteado el escenario para un gran acuerdo económico y social para vencer la inercia inflacionaria". 

Luego remarcó que "la moratoria de la AFIP y la baja gradual de tasas de interés buscan aliviar el ahogo financiero a las pymes. Son los primeros pasos que van a estar seguidos de definiciones mucho más amplias respecto del modelo productivo".

Con respecto a las jubilaciones, Matías Kulfas aclaró que "se ha dicho mucho que es un impuestazo, un ajuste, pero acá se trata de que es necesario reactivar la economía, que hay sectores que han ingresado a la pobreza, que han reducido su consumo y que la reactivación comienza por ahí. Esa inyección de recursos que ha sido estimada en unos 100.000 millones de pesos va a permitir poner en marcha la rueda del consumo y esto va a tener un beneficio generalizado".

"Con los bonos que ha anunciado el gobierno más el aumento de marzo, los jubilados que perciben el haber mínimo van a tener una recomposición muy significativa", aseguró.

Consultado sobre el poder adquisitivo de los salarios, el ministro dijo que cree que habrá una mejora, "pero tiene que ser algo gradual y sobre la base de la recuperación del crecimiento. De manera mágica no puede haber una transferencia desde las ganancias empresariales al salario, ya que salvo segmentos muy acotados, el resto de las empresas está con rentabilidades pequeñas e incluso balances en rojo", por lo tanto, "los incrementos salariales tienen que estar coordinados con la evolución de los precios y las tarifas".

Kulfas aseguró que la medida del gobierno macrista de la eliminación del IVA en algunos alimentos fue "una trampa", porque "tuvo como único objetivo disimular el alza de la inflación que se estaba produciendo por la fuerte suba del dólar después de las elecciones primarias. Fue un disimulo, porque el incremento de precios fue igualmente muy significativo. Nuestra visión es que hay que tener un mecanismo de reducción del IVA en la canasta básica, pero no tiene que ser para toda la población sino para aquellos sectores más necesitados, por eso planteamos la devolución con un máximo de 700 pesos por mes para los productos de la canasta básica".

Retenciones y política      comercial

"Tenemos una visión positiva sobre el sector agropecuario y agroindustrial", afirmó el ministro. "Es fuertemente dinámico y hace un aporte significativo al desarrollo productivo nacional. El sector siente que hay una presión fiscal muy fuerte, pero esto tiene que ver con las condiciones de crisis que estamos heredando y también con generar incentivos para la agregación de valor. De todos modos, lo que hicimos hasta ahora fue una adecuación de las retenciones al nivel que tenían en agosto de 2018. Lo que viene es una conversación con el sector para segmentar a pequeños productores y generar incentivos para agregación de valor. Las retenciones sin duda pueden ayudar a generar los incentivos para delinear el perfil productivo en el mundo agrario y promover la industrialización. Eso lo estamos discutiendo, hemos tenido reuniones con los productores de carne y otros sectores".

Por otra parte, Kulfas aseguró que "tenemos una visión de integración con el mundo. Hoy en día prácticamente todos los sectores tienen relación con la economía internacional. Dicho esto, Macri creó un sistema de monitoreo de importaciones que parecía estar administrado por un robot que a los tres días habilitaba las licencias. Nuestra mirada es que tenemos que ser cuidadosos con una proporción de las importaciones que son sensibles, porque se puede afectar a los consumidores y generar daño por deslealtad comercial. Se trata de un 15 por ciento de las importaciones en donde vamos a tener una mirada en particular. Esto no significa aislarnos, sino actuar en resguardo de los consumidores y en contra de las prácticas desleales".

En tanto, "Argentina tiene que pensar su sistema productivo para evitar las crisis macroeconómicas que provienen del sector externo. La política productiva tiene que tener una fuerte orientación a impulsar las exportaciones, saliendo del extractivismo y generando una industrialización de base nacional, pyme y tecnológica, que permita tener una cadena de proveedores en torno a los recursos naturales y otras actividades. Tenemos que insertar a la Argentina en la agenda 4.0, en donde el mundo avanza a una velocidad enorme. También discutir cómo ponemos en valor la industria de bienes de capital para el sector del petróleo, minería y para el campo", comentó Matías Kulfas.