La inflación experimentó una desaceleración en abril

  • Jueves, 16 de Mayo de 2019 | País

La inflación de abril mostró una desaceleración respecto de los meses anteriores y cerró en 3,4 por ciento, acumulando un incremento del 15,6 en los primeros cuatro meses del año, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) ayer a la tarde.

El número oficial da cuenta de una desaceleración del 1,3 por ciento con respecto a marzo, cuando la inflación había sido del 4,7, desatando todas las alarmas económicas. En tanto, en lo que va de 2019 el índice de precios acumula un incremento del 15,6 por ciento, mientras que en la comparación interanual el nivel sigue en niveles muy altos: 55,8, casi un punto más que el guarismo de marzo.

La estadística se destacó por una fuerte desaceleración del aumento de precios en alimentos y bebidas, que terminó en 2,5 por ciento, cuando en marzo había sido del 6. En ese rubro el Gobierno puso todos sus esfuerzos, al lanzar a mediados de mes el programa Precios Esenciales, que tienen por objetivo bajar los precios de los productos de la canasta básica.

En ese rubro, en abril se destacaron importantes subas en productos lácteos y huevos (7 por ciento) y aceites (5,8), mientras que también hubo bajas en frutas (-1,1) y verduras (-8,4).

El rubro que más aumentó en abril fue el de indumentaria, con una suba del 6,2 por ciento, seguido por equipamiento del hogar (4,6), y Transporte (4,4).

En el acumulado del primer cuatrimestre, en tanto, se destacó una fuerte suba de Educación, que se incrementó un 22,4 por ciento, seguido por Alimentos y Bebidas no alcohólicas (18,7); Comunicaciones (17,3); restaurantes y hoteles (16,7); Servicios públicos (16,1). En tanto, Equipamiento del Hogar subió 14,6, e Indumentaria aumentó 13,6 por ciento.

En el acumulado anual, en tanto, los rubros con mayores incrementos fueron Transporte (68 por ciento); Alimentos y bebidas (66,2); Salud (58,7); Equipamiento del hogar (58); Comunicaciones (57,8), y Servicios públicos (48,5 por ciento).

En tanto, la inflación núcleo –la que no cuenta los precios estacionales– siguió alta y terminó en 3,8 por ciento, aunque más abajo que en marzo, cuando fue del 4,6%.