La UCR seguirá en Cambiemos, pero pidió ampliar la coalición

  • Martes, 28 de Mayo de 2019 | País

La Convención Nacional del radicalismo aprobó ayer por amplia mayoría el documento acordado entre los principales sectores internos, que ratifica la pertenencia de la UCR a Cambiemos –con el PRO y la Coalición Cívica (CC)– y dispone la constitución de una comisión de Acción Política, que tendrá un amplio poder de negociación con los socios partidarios.

El jefe del radicalismo y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, brindó un discurso en Parque Norte, minutos antes de la votación, en el que pidió que se apoye la continuidad en Cambiemos para "frenar el populismo". 

"No pretendamos que nos escuchen en la Casa Rosada o en el Congreso si no somos capaces de escucharnos a nosotros mismos", comenzó Cornejo.

Con críticas al gobierno de Mauricio Macri, el gobernador de Mendoza dijo: "Ratificamos el instrumento que tuvimos para vencer al populismo. Estamos orgullosos de lo que hicimos en 2015, pero también con humildad y sin soberbia debemos decir que no ha alcanzado para conquistar a la clase media, que ha recibido solo el ajuste".

"Queremos procurar la ampliación de un frente mucho más amplio para lograr los objetivos", agregó.

Seguidamente, criticó que no se haya logrado bajar la pobreza, que se endeudó más el país y que los resultados económicos no dan cuenta de una mejora para el pueblo argentino. Por estos motivos, consideró que el radicalismo no debe 'callarse". 

"Que dejen de decirnos que no podemos hablar en público. Queremos una nueva coalición, no importa el nombre, que se respeten los partidos como en Uruguay, en Chile, países vecinos", dijo y continuó: "El presidente Macri debe entender que hay que ser tolerante con las diferencias y que debemos dialogar más y respetar al radicalismo, no solo porque contribuimos con su triunfo, sino porque tenemos ideas sensatas".

El jefe del radicalismo cuestionó que no hubo una estrategia por parte del Gobierno para ganar más provincias y más municipios, y sostuvo: "Necesitamos más de lo que hicimos, pero también corregir los errores políticos garrafales que se han cometido en este gobierno, como la relación con muchas provincias que no quisieron hacer un gran pacto y un acuerdo al principio del Gobierno. Esta estrategia fallida engordó los bolsillos de los gobernadores peronistas".