Marcha de la izquierda y de los piqueteros

  • Jueves, 18 de Agosto de 2022 | País

A diferencia de la mayoría de los dirigentes de la CGT, la CTA y los movimientos sociales oficialistas que evitaron realizar demandas al Gobierno de Alberto Fernández en la marcha de ayer, las organizaciones de izquierda y el sindicalismo combativo que también se movilizaron de manera masiva a Plaza de Mayo –bajo el lema: "Dos marchas, dos proyectos"– no ahorraron críticas a las políticas del Frente de Todos y a la "burocracia sindical que hace años no sale a la calle en defensa de los trabajadores".

La lluvia y el clima inestable no fue razón para que más de 50.000 personas se concentraran, a partir de las 15.00, frente a la Casa Rosada para protestar contra "el Gobierno que ajusta y aplica las recetas del Fondo Monetario Internacional".

"Mientras la CGT, la CTA y las organizaciones amigas de Alberto Fernández apoyan el recorte que anunció el ministro Sergio Massa, y que va en línea con el acuerdo firmado con el FMI, los trabajadores y trabajadoras que estamos en Plaza de Mayo no queremos seguir pagando la fiesta de los de arriba", señaló Guillermo Pacagnini, dirigente de Cicop y de Ancla-MST.

La Unidad Piquetera y los partidos de izquierda que participaron en la marcha destacaron en sus discursos el unánime rechazo "al tarifazo de Massa y todo su plan de ajuste"

."Los anuncios del nuevo 'superministro fueron claros: seguir implementando el ajuste contra el pueblo y garantizar los pagos de la deuda externa. Todas, medidas para aumentar las ganancias patronales. Para los trabajadores, sólo más ajuste y tarifazos, además del achique del presupuesto en salud y educación", dijo Eduardo Belliboni, el líder del Polo Obrero. 

Además, recordó: "Desde las organizaciones piqueteras venimos llevando un fuerte plan de lucha por un bono de emergencia de 20.000 pesos y un aumento del salario mínimo vital y móvil a 105.000".

A su vez, el referente de la Unidad Piquetera precisó: "Mientras las centrales sindicales se ocuparon de plantear que su marcha no es contra el Gobierno, que es responsable del ajuste, del hambre y la pobreza, desde la Unidad Piquetera y las organizaciones piqueteras independientes, tenemos claros cuáles son nuestros reclamos: creación de puestos de trabajo genuino, bono de emergencia, aumento urgente real de jubilaciones y el aumento del salario mínimo igual a una canasta básica para que ningún trabajador esté por debajo de la pobreza".

Belliboni también arremetió con fuerza sobre los discursos de varios dirigentes sindicales que cargaban las tintas solo sobre los "poderes concentrados de la economía". Al cerrar el acto en Plaza de Mayo, lo expresó así: "Escuchamos algunos discursos previos al acto de la CGT donde los que dicen representar a los trabadores amnistían al Gobierno. Dicen que el Gobierno de Fernández no tiene nada que ver con el problema de los precios, de la altísima inflación, de los bajos salarios. ¡Por supuesto que tiene que ver! Ellos y las políticas de este Gobierno va a golpear a otros sectores, como la clase media, con los tarifazos de los servicios. Vamos a ver de estas movilizaciones muchas más porque serán más sectores trabajadores los que se van a ver afectados por este ajuste".

Según el dirigente de la Unidad Piquetera, el Gobierno "no es víctima de los empresarios, como dicen algunos; el Gobierno atiende a los empresarios, los tiende todo el tiempo". Para Belliboni, Alberto Fernández "es parte, cómplice, de una política inflacionaria que esta destruyendo el salario"..En Plaza de Mayo también estuvieron presentes Romina Del Plá, diputada nacional del Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad; Alejandro Crespo, secretario general del Sutna, sindicatos como AGD, Ademys, seccionales del Suteba Multicolor, la Unión Ferroviaria Oeste, y referentes de organizaciones piqueteras independientes, como Silvia Saravia, la Coordinadora Nacional Territorial de Libres del Sur.