Primeras denuncias penales y custodia policial para quienes no cumplen la cuarentena

  • Sabado, 14 de Marzo de 2020 | País

Una causa penal y dos personas en cuarentena forzosa y bajo custodia policial fueron los primeros conflictos derivados de la orden de aislar a las personas que volvieron de las zonas más afectadas por el coronavirus.

En Zárate, autoridades sanitarias clausuraron un supermercado chino cuyo dueño había regresado recientemente de ese país con síntomas, y atendió durante tres días en esa condición. Además, mandó a su hija a la escuela.

Tras la denuncia de vecinos, el municipio junto a la Policía y el Juzgado Federal, con la intervención de Gendarmería, clausuraron el local y obligaron al hombre, a su mujer y a su hija a permanecer 14 días en cuarentena, con custodia policial durante las 24 horas para que se cumpla con la medida. También se les impuso un embargo de $ 800.000 y se les inició una causa por violar la cuarentena.

En Chubut, en tanto, la fiscalía de Puerto Madryn inició una causa de oficio a una funcionaria judicial por haber enviado a uno de sus hijos al colegio tres días después de volver de un viaje a Italia sin informar a las autoridades ni cumplir con los protocolos establecidos ante la pandemia del Coronavirus.

La causa fue iniciada por el incumplimiento del artículo 205 del Código Penal, que pena con prisión de seis meses a dos años al que 'violare las medidas adoptadas por autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una pandemia'.

Según se informó, el menor había permanecido algunos días en su casa tras volver de Italia, pero la madre lo envió a la escuela junto a sus tres hermanos antes de que se cumpliera el plazo de la cuarentena. Además, la mujer fue a trabajar a los tribunales de Puerto Madryn sin tomar ninguna precaución. Las autoridades descubrieron la situación luego de que el chico contara que había estado en Italia. Ante ellos, iniciaron una causa penal y obligaron a toda la familia a cumplir con la cuarentena.

Custodia a un productor 

Una fiscal de Córdoba dispuso la custodia policial a un productor agropecuario de 38 años, luego de que sus vecinos denunciaron que no cumplía con el confinamiento obligatorio pese a haber regresado hace cinco días de España.

Según se indicó, la mujer del productor, que también había viajado, cumplía la cuarentena obligatoria, pero el hombre continuaba con sus actividades cotidianas.

Tras notificar al productor de la denuncia, la Justicia le impuso la vigilancia policial para que respete la medida dispuesta por un decreto de Alberto Fernández.