Sala salió al cruce de las acusaciones

  • Martes, 16 de Agosto de 2022 | País

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, salió al cruce de los dichos de su exmano derecha, Mirta "Shakira" Guerrero, y rechazó las acusaciones en su contra, en momentos en que la Justicia de Jujuy recibió a otro "arrepentido".

'Que yo tenía el placard, otra pared, y que encima de eso yo guardaba plata, es mentira. Si hubiera sido así, ¿creés que cuando me hicieron los tres allanamientos, en 2016, no se hubiera viralizado eso? No tengo departamento ni hotel en Buenos Aires, es mentira. Mirta Guerrero es víctima de Gerardo Morales. Yo venía denunciando que había una comitiva que buscaba a los compañeros para denunciar a las organizaciones sociales, y a quien habla, y que (Jorge) Lanata se iba a venir a instalar a Jujuy. No me hicieron caso. Les daban cooperativas, les daba plata y les garantizaban impunidad', afirmó la dirigente social.

En declaraciones a la prensa, consideró que Shakira es una "víctima" del gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. 'Morales es el que le viene pagando a todo aquel que denuncia, los premia con cooperativas, plata y contratos en el Estado. Shakira entró en esa', señaló Sala.

 Además, negó que hubiera mandado a agredir a Guerrero. 'Ella no mostró nada. Ella es instructora del Servicio Penitenciario, profesora de artes marciales. ¿Cómo alguien le va a levantar la mano? Me lleva una cabeza y media a mí. ¿Decir que uno le mandó a pegar para demostrar lealtad? Tienen el mismo libreto los testigos pagados por Morales'.

En tanto, la Justicia de Jujuy confirmó que otro ex integrante de la agrupación se sumó como "arrepentido" y aportó documentación contra la dirigente social en una causa por supuesto lavado de dinero que se desprendió de la denominada "Pibes villeros".

El nombre de la persona no trascendió, pero se sabe que también fue parte de la organización que lideró Sala y es investigado por la Justicia, por lo que con esta declaración busca mejorar su situación procesal, al igual que Guerrero, indicó el fiscal general de la provincia norteña, Sergio Lello, según publicó La Nación.